Reflexiones del Dalai Lama



Atribuyen al Dalai Lama una reflexión muy conocida sobre el hombre occidental, en la que se sorprende de cómo éste, “pierde la salud para ganar dinero y después pierde su dinero para recuperar la salud; y además por pensar ansiosamente en el futuro, no disfruta del presente por lo que no vive ni el presente ni el futuro. Y vive como si no tuviese que morir nunca, y muere como si nunca hubieran vivido”.

Intentemos aplicar algunas de estas reflexiones a nuestras empresas y a la manera en la que se desarrolla la estrategia y la gestión de riesgos en ellas:

1.-La salud de la compañía, sería la capacidad de encontrar un desarrollo sostenible y equilibrado en el tiempo: es decir, el equilibrio entre la generación de beneficios y el control de los costes y los riesgos asociados a dicha generación. ¿Cuantas veces, no perdemos esa salud, ese equilibrio por ganar dinero?

2.-Y una vez perdida esa salud, se generan problemas operativos, financieros, presiones fiscales, normativas e incluso legales cuya recuperación, tiene normalmente un coste importante (en ocasiones superior al beneficio obtenido inicialmente).

3.-Cuentas veces se ”piensa ansiosamente en el futuro” en forma de nuevas estrategias, desarrollos, crecimientos, beneficios, que no nos permiten consolidar lo que estamos creando en el presente y hacer que nuestros equipos disfruten con ello.

4.-Y por tanto, cuantas empresas “viven como si no tuvieran que morir nunca”, es decir, explotan sus equipos y estrategias sin los controles adecuados, ni la gestión de riesgos necesaria para garantizar su permanencia y la generación de valor en el largo plazo: vivir como si no tuvieran que morir nunca para una empresa es claramente un error de estrategia y un posicionamiento en el corto plazo equivocado.

Te invito a utilizar estas reflexiones para plantearte si tu compañía se parece a este hombre occidental que sorprende al Dalai Lama o por el contrario tenéis la pausa y la estrategia adecuada para disfrutar del presente y sentar en él las bases adecuadas de control y gestión de riesgos que os permitan vivir el futuro y que el valor que aportáis no muera nunca y permanezca siempre.



17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo